Positivo fue el análisis de los organizadores del primer congreso internacional «Desafíos emergentes de la formación docente en la educación de personas jóvenes y adultas con miras al 2030», actividad convocada por la Secretaría Regional Ministerial de la V Región (SECREDUC-V), la Red Universitaria de Educación para Jóvenes y Adultos (RUEPJA) y el Programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos de la Universidad de Playa Ancha.

Fue el rector de la UPLA, Patricio Sanhueza Vivanco, quien saludó en primer lugar a los presentes, agradeciendo su asistencia y denotando en su discurso la intención de la Universidad de potenciar las posibilidades de acción de cambio social que subyace a estas acciones académicas. En su calidad de anfitrión, el Dr. Luis Alberto Díaz Arancibia, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha, entre otros aspectos, subrayó el compromiso de su facultad con esta modalidad educativa. En el marco de las palabras de apertura, también se presentó el coordinador nacional del Subcomité de Retención y Nuevas Oportunidades del Ministerio de Educación, Sergio Becerra Ovalle, quien destacó la importancia de este evento.

La conferencia de apertura, titulada “Tensiones y desafíos de la educación de personas jóvenes y adultas, en el presente y futuro próximo», estuvo a cargo del licenciado Jorge Camors de la  Universidad de la República Uruguay (UDELAR). Ante una atenta audiencia de más de 130 asistentes, ilustró sobre el problema general de la pedagogía y su gestión, enfatizando principalmente en la relación de las tensiones y desafíos de la EPJA, dando a conocer una propuesta educativa que suma contextos y contenidos para sumir el trabajo educativo a una mediación: entre una gestión pedagógica o una pedagogía que se gestiona.

Para el profesor Camors, estos conceptos hay que definirlos en primera instancia, por lo que propone pensar la gestión como un “asumir y ejercer responsabilidades sobre un proceso, sobre un conjunto de actividades” y la mediación como la “capacidad de buscar avances en el logro de las metas, por acuerdo y convicción en las partes”, observación fundamentada en una revisión de la bibliografía en el marco de la pedagogía social y de los informes y declaraciones internacionales que sustentan los paradigmas de una EPJA en pos de los desafíos de la agenda 2030.

Tras la presentación anterior, y con la moderación del profesor Freddy Reinoso Montenegro (UPLA), se dio inicio  a la primera mesa, la que comenzó con la ponencia llamada «Esbozo metodológico de la formación de los educadores de la EPJA”,  a cargo del académico de la Universidad de La Frontera, Guillermo Williamson.  Le siguió la Jefa del Programa de Nivelación de Estudios de la  Universidad Católica Silva Henríquez, Judith Reyes, , con su trabajo titulado “El lugar de la comunidad en la EPJA”. Tras ella, se presentó la exposición “Interculturalidad y mediación intercultural en la formación inicial docente”, del académico de la UPLA Luis Manzo Gauquil. Como corolario, se expuso la investigación-acción que lleva adelante el CEIA Quilpué, que forma parte de los talleres de “Metodología de la Investigación Educativa» impartidos desde las SECREDUC-V a centros de educación de adultos de la región, investigación rotulada como “Una descripción del perfil del docente EPJA: la realidad del CEIA de Quilpué”, presentada por su director, Gastón Veas García.

Posterior a la ronda de preguntas y comentarios, se dio paso a la segunda mesa, moderada por el académico de las universidades de Playa Ancha y de Valparaíso, Jorge Osorio Vargas, quien dio paso a la presentación “Diversidad en el aula: prácticas para el desarrollo profesional en contextos de EPJA en una comuna de la Región de Valparaíso” de Tabata Contreras y Claudio Quezada, docentes del PACE de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Siguió la estudiante del Magíster de Educación de Educación de Adultos de la Upla, Yessica Garay, titulada “Prácticas pedagógicas emergentes en educación no formal. Aportes para una pedagogía entre adultos”. Cerró la mesa la coordinadora del Diplomado en Educación de Jóvenes y Adultos/as de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Natalia Kompen, con la exposición “Educación Popular y Aprendizaje transformacional como Propuesta de Formación Docente para Educadores/as de Jóvenes y Adultos/as”.

La tercera mesa fue moderada por el coordinador nacional de Educación de Personas Jóvenes y Adultas del MINEDUC Iván Pedraza Gutiérrez, quien dio inicio a la siguiente parte de este congreso con la exposición “El docente en el modelo mexicano de EPJA y sus aportes a una política pública de EPJA en Chile” de la maestra en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, María Ignacia Labbé. Le siguió la jefa de UTP del CEIA “Valparaíso”, Paola Mancisidor, cuya presentación fue “Impacto que provoca la enseñanza diversificada en el desarrollo integral de educación para jóvenes y adultos, en el CEIA Valparaíso”. Posteriormente le correspondió el turno de la directora del CEIA “Los Castaños”, Alejandra Castro Tobar, cuya conferencia fue “Comunicación efectiva en un CEIA». Por último, se presentó la experiencia “Currículo interdisciplinario: hacia una experiencia exitosa en la Región del Biobío”  por parte de las profesionales de la RED EPJA Tralkalén, Paola Merino y Cecilia Pinto.

La mesa número cuatro, fue conducida por el director de Investigación de la Facultad de Educación de la Universidad de Antofagasta, Nicolás Ponce Díaz, quien presentó al director del Centro de Estudios San Ignacio de Villa Alemana, Francisco Pinochet,  quien dio cuenta de los principales alcances de su trabajo titulado “Atención a la diversidad educativa y social en base la creación de un departamento de Orientación». Continuó la estudiante del Magíster en Educación de Adultos de la UPLA, Vivian Astudillo,  quien se refirió a “La evaluación educativa en las representaciones sociales de jóvenes y adultos participantes en el ‘Programa de Nivelación de Estudios Básicos y Medios, Modalidad Flexible’, ejecutado en la Universidad de Playa Ancha año 2018”. El siguiente estudio presentado fue el elaborado por la Coordinadora de Alfabetización de  SECREDUC-V, expuesto por María Fernanda Vásquez Báez, el que abordó la pregunta “¿Cómo la alfabetización, siendo parte de la pedagogía hospitalaria y de educación de jóvenes y adultos, impacta en los procesos educativos y sociales de estudiantes con diagnóstico de esquizofrenia?”. Finalizaron las b, con su trabajo “La irrupción de nuevos actores en la EPJA: Migrantes y jóvenes. Experiencia de dos educadoras de un CEIA y un liceo tercera Jornada”.

Posterior al café de la tarde, fue la conferencia de clausura: “La calidad de la enseñanza en la modalidad flexible: una aproximación desde la percepción de los estudiantes”, presentada por el Dr. Pablo Camus, decano de Educación de la Universidad de Antofagasta, y el director de Investigación de dicha facultad, Nicolás Ponce. El análisis de los profesores Camus y Ponce toma como sujetos de estudio a, los alumnos de la Modalidad Flexible, aquellos que presentan los porcentajes más bajos de aprobación, según datos proporcionados por el MINEDUC (2010). Según lo planteado por los académicos, el ejercicio formativo-reflexivo que ofrece al profesorado, consiste en ajustar su praxis a los distintos contextos educativos, y así posibilitar la construcción de una cultura pedagógica que busque, por un lado, favorecer el proceso de enseñanza-aprendizaje de miles de jóvenes y adultos que decidieron retomar sus estudios, y por otro, disminuir los índices de deserción escolar que tanto afectan las dinámicas de exclusión e inclusión social.

El cierre del evento estuvo a cargo de los organizadores del evento. Carlos Calvo Muñoz, representante de RUEPJA; Víctor Olivares Moya, de la Seremi de Educación de la Región de Valparaíso, y la Dra. Violeta Acuña Collado, vicerrectora Académica de la UPLA y coordinadora del Programa del Programa Disciplinario EPJA de la Universidad.

Al cierre, se realizó un reconocimiento al profesor Jorge Camors (UDELAR), distinguiéndole con el premio “Paulo Freire”, en virtud de su trayectoria en la educación de jóvenes y adultos; una trayectoria que, según precisó la doctora Acuña, «ha estado volcada hacia la reivindicación intelectual, emocional y social de las personas jóvenes y adultas que acuden a esta modalidad educativa».