Francisco Vergara Flores
Estudiante de Periodismo UPLA

Los diez Centros de Educación Integral y de Adultos (CEIA) con los que ha estado trabajando el Programa de Educación de Jóvenes y Adultos de la Universidad de Playa Ancha, se reunieron nuevamente con este último para seguir con la implementación del Sistema de Alerta Temprana (SAT), siendo esta reunión -segunda jornada presencial- la tercera vez que los y las profesionales que trabajan en diferentes lugares del país, se reúnen con el Programa.

Se trata, de un trabajo que comenzó en noviembre del año pasado, y que entró en una nueva etapa, en la que se vinculó los instrumentos rectores de los CEIA, es decir, sus reglamentos internos, sus proyectos educativos, entre otras materias, con el protocolo conocido como Sistema de Alerta Temprana, esto, con el fin de insertar el SAT, dentro de los flujogramas de cada institución y de esta manera optimizar su funcionamiento.
El Sistema de Alerta Temprana mide el nivel de compromiso de los y las estudiantes, es decir, “la activa participación del estudiante en actividades académicas”. Al leer las mediciones de dicha participación, se logra predecir si el alumno o alumna abandonará su educación.

Al detectar este riesgo, y al estar incorporado el sistema en las instituciones, los profesionales podrán tomar medidas para prevenir la deserción escolar. Mediante la medición del compromiso, se puede también seguir fomentando la participación de alumnos y alumnas, que ya posean un alto nivel de compromiso escolar, creando un camino educativo a medida.

Poniéndose a tono

El SAT ya se implementó –con muy buenos resultados según el Ministerio de Educación (Mineduc)- en las regiones de la Araucanía y del General Libertador O’Higgins, por lo que el Mineduc consideró que es tiempo de implementar el sistema en diversas instituciones educativas. Así fue como el Programa de Educación de Jóvenes y Adultos, comenzó en noviembre del año pasado a ayudar a diez CEIA a implementarlo.

Desde ese comienzo, ya se ha vivido la tercera jornada, realizada en las últimas semanas de marzo, ocasión en la que se contó con la participación de representantes del Liceo Heriberto Soto de San Fernando, de los CEIA de Viña del Mar, Pedro Aguirre Cerda, Pucará de Chena de San Bernardo, y el de Valparaíso, además del Liceo de Adultos Luis Gómez Catalán de Estación Central y del Liceo Municipal Metropolitano de Adultos, de la Escuela Especial de Adultos de San Ramón y del Liceo Francisco Tello González de Rancagua, y del Centro de Educación de Adultos de Quilpué.

En esta última sesión, la práctica llevada a cabo fue la inserción del Sistema de Alerta Temprana, dentro de los diversos instrumentos que rigen un centro de educación para adultos, orientando la posición del SAT, dentro de las instituciones, a través de un flujograma. Dicho esquema tiene como fin hacer ver a los profesionales, cuál es la posición que ocuparían dentro del Sistema de Alerta Temprana, y cómo debe fluir la información dentro de su organización institucional.